Un retrato tragicómico de la mujer en la encorsetada alta sociedad de Nueva York

Círculo de Tiza publica Caída libre, la última novela de Sue Kaufman

 

 

 

Texto: ANNA MARÍA IGLESIA

La teoría literaria nos pone en alerta ante cualquier posible lectura biografista, ante esa tendencia, todavía no desterrada del todo, de querer leer la obra de un autor a partir de las vivencias que éste tuvo, convirtiendo así la vida en la clave interpretativa del texto.  Si bien a nivel retórico esta asociación es del todo inaceptable, la pragmática literaria nos enseña la dificultad de salir de dicha asociación, sobre todo en casos en los que los paralelismos no sólo son más que comprobables, sino que son asumidos por el propio autor. Emma no es Sue Kaufman, pero tiene mucho de Sue Kaufman, que en Caída libre (Círculo de Tiza), su última novela antes de morir, relata la historia de una mujer de clase media alta, felizmente casada y con un hijo ya adolescente a la que se le descubre una grave enfermedad por la cual necesitará contratar una cuidadora que llegue allí donde su cuerpo ya no le permitía llegar. La relación entre las dos mujeres, Emma y la cuidadora de origen latino, María, es el centro de la historia a lo largo de la cual la autora va deconstruyendo a su protagonista, mostrando las falacias, las hipocresías e, incluso, las superficialidades que han rodeado su vida.  María se convierte en un contrapunto para Emma y, a la vez, en un espejo en el que descubrir el falaz relato que la propia Emma ha construido sobre su aparente vida de felicidad. Caída libre es la historia de una toma de consciencia y, al mismo tiempo, es una reflexión sobre la figura de la mujer en la acomodada clase neoyorquina y sobre el rol que ésta arrastra: la renuncia, la obediencia a un patrón de comportamiento o la falta de una identidad propia han sido el precio que ha tenido y, en parte, que ha querido pagar Emma.  ¿En qué momento dejó de atreverse a decir “no”? ¿Cuándo renunció a ser “ella”? ¿Por qué acepto perder la libertad? Estas son algunas de las preguntas que se plantea Emma en sus últimos días de vida, en esa caída libre hacia el final de vida. Sin embargo, en esa caída libre no todo está perdido, pues precisamente es durante la caída que Emma parece adquirir una clarividencia que nunca tuvo.

Sue Kaufman nunca fue Emma, ella nunca renunció a su propia identidad y prueba de ello es que era considerada toda una excepción en el mundo de las letras al firmar con su apellido de soltera. Kaufman nunca aceptó el apellido de su marido, Kaufman nunca dejó de lado su carrera y, de hecho, escribió 7 novelas y fue una periodista de referencia de los medios norteamericanos, publicando en The Atlantic Monthly, The Paris Review o The Saturday Evening Post. Publicado en 1967, Diario de una ama de casa desquiciada (publicado en castellano por Libros del Asteroide), fue su trabajo más reconocido, tanto a nivel de público como de crítica. Como en Caída libre, Kaufman relata la sociedad de Nueva York que tan bien conocía y de la que, en parte, formaba parte. La protagonista de Diario de una ama de casa desquiciada, Tina Balser, es una joven mujer de 36; licenciada, con ambiciones culturales y sobre todo artísticas, deja todo atrás al casarse y convertirse en madre. Como Emma, Tina se acomoda a los cánones comportamentales que la tradicional sociedad norteamericana todavía exigía y como Emma renuncia a la libertad de la que, sin embargo, empezaba a gozar en sus años universitarios. Emma y Tina son el reflejo de esa acomodada sociedad tradicional en la que Kaufman se movía y en la que ella nunca terminó de encajar.  En cierta manera, Emma es Tina y las dos son el contrapunto de Kaufman, que en ambas novelas introduce elementos de su propia biografía, entremezclando vida y obra y convirtiendo la obra en aquella otra vida a la que ella había renunciado y que, sin embargo, muchas otras mujeres adoptaban. Como Diario de una ama de casa desquiciada, Caída libre es una reflexión sobre la emancipación de la mujer y sobre el rol que se le ha atribuido; también es una reflexión sobre la responsabilidad de la mujer ante la pérdida de libertad y la asunción de un restrictivo y encorsetado rol social.

La caída de caballo de Emma llega demasiado tarde para poder replantear su vida, pero, al menos, llega y esta parece ser la idea última del libro: la toma de conciencia como mujer del papel que se quiere y que se tiene derecho a jugar y, sobre todo, la toma de conciencia de la propia autonomía. Kaufman sabe que no es fácil ir a contracorriente, sabe que no hay nada más difícil que enfrentarse a la una sociedad patriarcal que no asume que una mujer se afirme y se reafirme, pero ¿es acaso mejor la renuncia? Y, sobre todo, ¿vale la pena una vida acomodada sin libertad ni independencia? Emma se dará tristemente cuenta de que María, mujer trabajadora, es más libre que ella, es más libre que todas esas mujeres supuestamente privilegiadas de Nueva York.  La relación entre Emma y María desplaza así la reflexión sobre la mujer a una reflexión en torno a la pertenencia de clase o, mejor dicho, obliga a repensar el rol de la mujer también desde una perspectiva de clase.

Como su protagonista, Emma, Sue Kaufman morirá tras una larga enfermedad, en 1977, tres años después de publicar Caída Libre, que se convertiría así en su última novela. Kaufman cayó o se dejó caer desde la ventana de su apartamento, en la décima planta de un edificio de Nueva York. Como dijimos, Emma no es Kaufman, incluso podríamos decir que Kaufman es lo opuesto a Emma. Sin embargo, hay en el texto, empezando por el título -Falling Bodies- un diálogo constante entre protagonista y autora. La caída libre de Emma terminó siendo la de Kaufman; mientras Emma reflexionaba sobre su existencia junto a su cuidadora María, Kaufman concluía con su novela su análisis sobre el rol que la mujer de clase media norteamericana había adoptado, sobre las dinámicas patriarcales que dominaban la solo aparentemente abierta sociedad de Nueva York y sobre la necesidad de una emancipación que solo llegaría con una toma de conciencia.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios