Japón a través de los libros

Hits: 1087

La editorial Satori nos traslada hasta el mundo cultural de Japón

 

 

 

Texto: REDACCIÓN

Resumir un año literario no es fácil, por muchas listas que hagamos, siempre quedan fuera títulos, libros que nadie nombra y que, sin embargo, han llegado a las estanterías de las librerías y han encontrado a sus lectores a lo largo del 2017. Entre los tantos, puede que demasiados, libros que se publicaron en el año que acaba de terminar, encontramos los editados por una pequeña e interesante editorial, Satori. Puede que el nombre de algunos de sus autores no le sea conocido: Shu Taira, Miyamoto Yuriko, Hayashi Fumiko, Chiyo… Si bien es cierto que no son pocas las editoriales que han apostado por la literatura nipona, todavía hoy las letras japonesas nos son bastante desconocidas. Satori nació para contrarrestar esta tendencia y para acercar la literatura en lengua japonesa al público lector castellano; como señalan los editores, el objetivo de Satori “es dar a conocer la fascinante cultura y literatura niponas al mundo hispanohablante a través de obras publicadas por autores de reconocido prestigio, tanto occidentales como japoneses”. En efecto, en el catálogo Satori junto a los autores nipones, encontramos a Gianni Simone, corresponsal en Japón de Vogue Italia y autor de Tokio, la guía geek; a la escritora británica Grace James, autora de Cuentos de hadas japoneses; a Daniel Aguilera que en Destellos de luna. Pioneros de la ciencia ficción japonesa indaga sobre los orígenes y los desarrollos de la ciencia ficción nipona; o a Marco Navas, que en el libro fotográfico Yokai reúne figuras de yokai y tsukumogami.

Sin embargo, son los autores nipones aquellos que definen y dan carácter a Sitori, que no quiere definirse como una editorial puramente literaria en cuanto abarca diferentes campos de estudio, empezando por la historia, siguiendo por el teatro Kabuki y terminando por la filosofía zen o el budismo.  Podría decirse que Satori busca abrazar la cultura japonesa en su totalidad, tanto desde un punto de vista estrictamente artístico-literario como filosófico-religioso. Sin encerrarse en un marco temporal en concreto, la editorial Satori ha conformado un catálogo que recorre temporalmente la historia nipona y los lectores pueden encontrar desde la voz poética de Izumi Shikibu (970-1030) hasta Banana Yoshimoto (1965), pasando por la poesía de Chiyo (1703-1775) y la prosa de Inazo Nitobe (1862-1933) o de Edogawa Rampo (1894-1086). A lo largo de este 2017, los editores de Satori han querido prestar particular atención a la literatura nipona escrita por mujeres, recuperando autores clásicos e incorporando nuevas voces, como es el caso de Misumi Kubo, autora de la novela de formación Miro al cielo imponente y de Banana Yoshimoto, cuya primera novela Kitchen fue un éxito que traspasó fronteras y alcanzó las 70 ediciones en Japón y que en España ha sido traducida y editada por Tusquets, en cuyo catálogo encontramos: Lagartija, El lago, Recuerdos de un callejón sin salida y Tsugumi. En el 2017, Satori publicó Miro al cielo impotente, una novela construida a partir de cinco narraciones diferentes. Juntamente a la literatura contemporánea, la editorial ha querido recuperar Una dama de Murasaki, el diario íntimo de Murasaki Shikibu (973-1013), que perteneció a una rama menor de la todopoderosa familia Fujiwara. En 998 Murasaki contrajo matrimonio con Nobutaka, un noble de bajo rango de la edad de su padre que era gobernador de Yamashiro. El matrimonio fue feliz y tuvo una hija, pero en 1001 Nobutaka murió a causa de una epidemia que asolaba la capital y Murasaki quedó sumida en la tristeza. De regreso a la casa paterna, en 1003 comenzó a escribir La historia de Genji, considerada la primera novela de la literatura universal y cumbre de las letras japonesas. Junto a Murasaki y a la poeta Chiyo, Sitori ha recuperado también a Izumi Shikibu, autora de inicios del siglo XI que, en El diario de la dama Izumi, narra en primera persona una historia de amor clandestina. Aparte de las autoras citadas, hay que destacar a Higuchi Ichiyo que, nacida en 1872, es considerada la primera autora de la literatura japonesa moderna y es autora de Cerezos en la oscuridad, título por el cual ha optado Sitori para darla a conocer.

Nos dicen desde Satori que su intención con esta colección y con su catálogo es “cubrir el vacío bibliográfico que existe en lengua española con respecto a la cultura del País del Son Naciente” y, sin duda, consiguen su propósito, puesto que, a través de sus libros, el lector hispanohablante puede adentrarse en el mundo literario y filosófico nipón y recorrerlo transversalmente, desde los primeros testimonios escritos hasta las voces más actuales.