¿Se puede ser amigos con 80 años de diferencia?

Hits: 377

Lo responde Susana Rizo en Las vidas que te prometí, premio Feel Good 2018

 

 

 

 

Texto: ANTONIO ITURBE

 

Uno suele tener amigos de una edad similar porque comparte con ellos referentes televisivos, musicales o vivenciales. Incluso puede llegarse a pensarse que sólo de esa manera es posible consolidar una relación amistosa, unida por los anclajes generacionales. Pero la manera en que conectamos los otros es mucho más amplia, rica y diversa que la de haber sido seguidores de Mecano o haber descubierto la ciencia ficción con el estreno de La Guerra de las Galaxias.

De dos galaxias muy lejanas entre sí son los protagonistas de Las vidas que te prometí, la novela de Susana Rizo galardonada con el premio Feel Good que acaba de fallarse. Max e Ingrid difícilmente podría pensarse que pudieran llegar a ser amigos: él es un niño de cinco años, curioso y no para quieto, y ella es una anciana a la que, por la lógica biológica, le queda ya poco tiempo pero que, sin embargo, tiene una paciencia como si la vida fuera infinita. El Hogar es una residencia para la tercera edad poco convencional, en la que se ha puesto en marcha una guardería donde niños y ancianos comparten algunas horas al día. La relación puede tener su dificultad de encaje, y no siempre unos y otros tienen las mismas necesidades o se entienden. Pero hay casos en que esta convivencia se convierte para muchos residentes que creían que ya habían hecho todo lo que tenían que hacer y visto todo lo que tenían que ver, en un nuevo reto y una fuente de sorpresas. Para Míriam, conocer a Max es un regalo. Y viceversa. Él es un niño imaginativo, sensible, también inquieto, y encuentra en esa mujer despierta que le lleva tantos años de diferencia, una amiga ideal. Su relación se irá intensificando y una jugarreta del destino hará que esa amistad cobre una importancia crucial.

La barcelonesa Susana Rizo debuta como novelista con Las vidas que te prometí. Es licenciada en Historia del Arte y en Biblioteconomía y Documentación por la Universitat de Barcelona. Ha sido guía en museos de arte contemporáneo y precolombino, y desde hace 20 años trabaja para la Red de Bibliotecas Municipales de Barcelona. El jurado formado por el escritor Victor Küppers; la ganadora de la tercera edición del Premio Feel Good, Mari Ros Rosado; y el director de Plataforma Editorial, Jordi Nadal- ha destacado de Las vidas que te prometí “su emotividad y originalidad a la hora de aproximar un tema como el de la tercera edad”. Los ganadores de las anteriores ediciones fueron Paco Moreno, con Mi lugar en el mundo. Boris Matijas con Cuenta siempre contigo. Mari Ros Rosado, Juan Manuel Aznárez y Sergio Aznarez, con La sonrisa verdadera.

El Premio Feel Good premia historias que contagien el optimismo y que muestren que bajo la piel de rinoceronte del ser humano contemporáneo, sigue latiendo la ternura. Es un galardón organizado por la editorial Plataforma y patrocinado por La Fundación Bancaria ”la Caixa”, que con sus 520 millones de inversión en su Obra Social, se sitúa como la primera fundación privada de España y una de las primeras del mundo.