Los negocios y los vínculos con Vox de la familia Franco

Hits: 1714

Su fortuna se calcula en 600 millones de euros, según el libro La familia Franco, SA

   

franco edit 2

             

 

 

Texto: Susana Picos

Los Franco han sido y son una familia poderosa en nuestro país, pero ¿cuál es su verdadera influencia? A su alrededor se ha tejido un manto de ocultación que se ha roto con la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. El periodista y escritor Mariano Sánchez Soler lleva más de 30 años investigando los negocios de la familia Franco, trabajo que ahora recoge en el libro La familia Franco SA, publicado por Roca Editorial. Un libro con muchos datos donde queda demostrado que la dinastía Franco no murió con el dictador y su fortuna tampoco. “Se pueden realizar estimaciones: valorar todas las propiedades inmobiliarias, los regalos que recibió el general durante cuarenta años, los negocios emprendidos por la familia y por sus representantes. Se habla de seiscientos millones de euros, según determinadas informaciones, pero es imposible comprobarlo”, nos cuenta Sánchez Soler.

La familia inició su enriquecimiento con la subida de Franco al poder, años en los que acumularon importantes propiedades inmobiliarias como Meirás, Canto del Pico y Valdefuentes. Con la boda de la única hija del dictador, Carmen Franco, su marido, el Marqués de Villaverde, ocupó un rol predominante en la familia al aumentar la fortuna de los Franco y convertir el Pardo en el centro del tráfico de influencias. A la muerte del Caudillo, los miembros del Clan del Pardo, compuesto por las familias Franco, los Polo (Felipe, especialmente, y Cita), los Martínez Bordiú (conde de Argillo, el marqués de Villaverde y sus hermanos), el secretario José María Sanchíz; los empresarios Banús, el naviero Aznar, el banquero Coca, Barrié de la Maza estaban en más de 50 consejos de administración de empresas.

Uno de los elementos que destaca Mariano Sánchez Soler es como “durante la transición, los Franco recibieron un trato privilegiado por los responsables políticos”. Carmen Franco y su marido, por ejemplo, mantuvieron el pasaporte diplomático hasta el año 1986. Las diferentes denuncias por estafas relacionadas con los negocios inmobiliarios emprendidos por la familia tras la muerte de Franco cayeron en saco roto y ningún miembro ha entrado en prisión por ellas, ni siquiera les han impuesto una multa, solo Francis Franco tuvo que pagar una acusado de caza furtiva. A la muerte del Caudillo “Las propiedades y los negocios de la familia ya estaban bajo el control de la hija, Carmen Franco y de su marido Cristóbal Martínez-Bordiú, encubiertas la mayoría de ellas en sociedades anónimas, presididas por sus testaferros (Ursaria, S.A., Comercial Flores, S.A., Valdefuentes, S.A.)”. Pero de este trato de favor no solo se han beneficiado los Franco, apellidos de hombres y mujeres de negocios actuales mencionados en el libro y que tuvieron relación con el régimen como Koplowitz, March, Coca, Aguirre, Marsans… han mantenido su influencia. Sánchez Soler afirma que “hubo cambios estructurales en la banca y el mundo empresarial, cambios generacionales y fusiones (Coca, Aguirre…). Pero no fueron molestados y adaptaron sus grandes negocios a los nuevos tiempos sin ninguna dificultad. Pasaron de grandes magnates de la dictadura a altos ejecutivos de la democracia”.

portada FrancoEn el libro La familia Franco SA, Mariano Sánchez Soler adentra al lector en el entramado financiero de los Franco, centrándose en algunas de las propiedades en litigio como El Pazo de Meirás, donde nos explica con sumo detalle cómo llegó a las manos de la familia.  “La pertenencia legal a los Franco está siendo cuestionada, al ser denunciada la adquisición en los juzgados por la Abogacía del Estado, ya que se ha descubierto que se firmaron dos contratos de compraventa. El segundo, se firmó cuando la familia habitaba ya la propiedad con la intención de evitar que el Pazo pasara a pertenecer al Patrimonio Nacional”. También nos hace un recorrido de quién es quién en la familia Franco y nos da unos datos reveladores de lo que está ocurriendo en el país. “La Fundación Franco tenía en 2013: 200 socios, actualmente tiene 1.000. El vicepresidente de la Fundación no ha dudado en defender públicamente y por escrito a Vox como alternativa política favorable a Franco. Incluso pidieron el voto para este partido desde la Fundación mientras negaban su vinculación al mismo. Luis Alfonso de Borbón, el biznieto de Franco y presidente de honor de la Fundación Francisco Franco es amigo personal de los máximos dirigentes de Vox, comparten actividades en una ONG católica y en actos públicos”.