El triunfo de los escarabajos

Hits: 902

David Nel·lo, con "La crónica de Ivo Cukar, y Luis Leante con "Maneras de vivir", recogieron anoche los XXVIII Premios Edebé de Literatura Infantil y Juvenil.

  

EDEBE FOTO EDIT

 

Texto: REDACCIÓN

 

El escritor barcelonés David Nel·lo ha ganado el Edebé en categoría infantil con La crónica de Ivo Cukar, escrita originalmente en catalán como La crónica de Iu Eskar (Edebé la publicará en ambas lenguas. Nel·lo está en racha, ya que resultó también ganador, el pasado diciembre, del Premi Sant Jordi, uno de los galardones de narrativa en catalán más relevantes. 

En su novela nos presenta a unos singulares protagonistas: un grupo de escarabajos negros que viven plácidamente en casa de la señora Faristol, cuya dejadez en la limpieza convierte los recovecos de la vivienda en un paraíso de mugre para ellos. La muerte de la anciana y la llegada de los fumigadores los hace emigrar a un hotel tirando a destartalado. Pero al ir a instalarse se encuentran con que allí vive otro grupo de escarabajos rojos, a los que su llegada disgusta mucho y, a regañadientes, los autorizan a quedarse, pero confinados en la habitación del huésped más estrafalario del lugar. Una aguda reflexión sobre el racismo, la emigración y las dificultades de entender al diferente, aunque en realidad sea tan enormemente parecido a nosotros, por fuera y por dentro. Nel.lo ha señalado que no es exactamente una fábula: “porque yo no he querido dar una moraleja ni un mensaje explícito. Debe ser cada lector quien saque sus propias consecuencias. Me daría por satisfecho si algunos niños, después de leer el libro, ven una noticia y les trae a la cabeza algo de todo esto”. Aunque el tema de fondo es profundo e incluso áspero, ha insistido en que la novela también es un canto a la amistad y, sobre todo, tiene mucho sentido del humor: "el elemento del humor y de la ironía es un arma demasiado potente como para no utilizarlo con los lectores infantiles".

La novela de Luis Leante, ganadora en la categoría juvenil, tiene un título con música: Maneras de vivir es el estribillo de una canción del grupo de rock duro Leño, muy popular en los años 80. La redacción de la biografía de un músico hundido en la miseria permite adentrarnos en un relato en que se entremezclan el rock, la redención y las relaciones familiares. El autor explica que "los tres ejes de la novela son la familia -aunque no necesariamente la familia clásica-, la música y el conflicto, porque la familia feliz está bien para la vida cotidiana, pero no para la literatura". Asegura que ha unido las tres líneas, pero "sin ofrecer al final ninguna moraleja".

Leante, en cuya cabeza siguen sonando las letras, entre la poesía y el desgarro de aquel primer concierto de Leño y Coz al que asistió con 16 años, afirma que “es un relato sobre las segundas oportunidades y aquí hablo de la música, pero también de los escritores que han tocado la gloria y han caído en el olvido”.  Rosendo Mercado, entonces al frente de Leño nos decía en aquella ya mítica canción que suena como banda sonora de la novela que “No pienses que estoy triste / Si no me ves sonreír / Es simplemente despiste / Maneras de vivir…”

Preguntados por cómo consiguen, mantener la conexión con un público de corta edad, Nel.lo, que tiene un aire sonriente de eterno juguetón, asegura que “pregunto al niño que soy, porque acabo de cumplir 60 años pero el niño sigue dentro de mí muy presente”. Luis Leante está de acuerdo: “he olvidado muchas cosas de mi vida de adulto, pero nada de mi adolescencia y de mi infancia”. Explica que ha estado 20 años dando clase a adolescentes: “y puedo asegurar que cambian los soportes, antes eran analógicos y ahora son digitales, pero los miedos y frustraciones siguen siendo los mismos”.