Regresan los “Juegos del Hambre”

Hits: 745

Hoy llega a las librerías de todo el mundo "Balada de pájaros cantores y serpientes", la precuela de la exitosa trilogía de Suzanne Collins: 

  

balada de pájaros cantores y serpientes

 

 

Texto: Sara SEGOVIA ESTEBAN

 

El gran éxito del género distópico en la literatura juvenil de occidente llega en la primera década del s. XXI con la publicación de Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins (RBA), primer volumen de una trilogía homónima que cosechó alabanzas y críticas por igual, y que fue lanzada definitivamente al estrellato con el estreno de la película del mismo título en 2012.

En 2008 se publicó en Estados Unidos el primer volumen de la trilogía, con una tirada de apenas 50.000 ejemplares que hubo que duplicar en muy poco tiempo. Durante los dos años siguientes se convirtió en uno de los libros más vendidos de todos los tiempos, y convirtió a Collins en la autora más joven en vender un millón de copias de su obra.

Para quien haya vivido en una burbuja en los últimos años (o no tenga hijos adolescentes), LJDH nos sitúa en Panem, el país surgido de la destrucción de los estados de América del Norte, bajo el gobierno del Capitolio. Allí, los ricos son muy ricos, y los demás muy pobres; para recordárselo, como castigo a una antigua rebelión sofocada, cada año celebran Los Juegos del Hambre, un sangriento espectáculo donde dos tributos de cada distrito de Panem luchan hasta matar a sus contrincantes. Entretenimiento y ejemplo, sufrimiento y sumisión. Al modo de un moderno laberinto del Minotauro, el rey Minos se hace corpóreo en el Presidente Snow, a quien la protagonista de la historia, Katniss Everdeen, tratará de eliminar como representante de la opresión y causante de la miseria que atenaza a los habitantes de Panem. A lo largo de los tres libros, Katniss crecerá, madurará, se descubrirá a sí misma y entenderá que en las guerras no existen buenos o malos, sino que el mundo es un amplio espectro de grises donde únicamente somos el foco señalizador.

En junio de 2019, para la sorpresa e inmensa alegría de los seguidores de la saga, Scholastic anunciaba la publicación de una precuela aún sin título de Los Juegos del Hambre, y el mismo día Lionsgate afirmaba estar en estrecho contacto con Suzanne Collins para la adaptación de esa novela a la gran pantalla. Las noticias fueron cayendo como un goteo, escaso pero constante, para satisfacer la ingente curiosidad de los adeptos a la vida en Panem. Se trataría de un viaje al pasado de Panem, a los “Días oscuros”, 64 años antes de la primera parte de la saga, y comenzaría en la mañana de la cosecha para los décimos Juegos del Hambre.

los juegos de hambre balada de pajaros cantores y serpientes 20785c61 500x753Balada de pájaros cantores y serpientes (RBA) es el título escogido para trasladarnos a los duros comienzos de la vida en Panem, tras la rebelión fallida que llevó a esos “Días oscuros”, con una portada que recuerda poderosamente a los símbolos de la saga. Esta vez, un sinsajo canta apoyado en una rama sobre la que se desliza una serpiente.

¿Pero qué podemos esperar de la saga sin Katniss, Peeta o Gale? Suzanne Collins apuesta fuerte y nos concede el honor de ver algo que no es habitual en estas sagas. El Presidente Snow fue el terrible antagonista de la trilogía original, pero es bien sabido que alcanzar el poder siempre tiene un precio. ¿Cómo fue en sus comienzos? La mañana de la cosecha, Coriolanus Snow acude a la Academia, el instituto en el que se forma la élite del Capitolio. La familia Snow ha conocido tiempos mejores, pero el joven Snow lleva la dignidad y el orgullo unidos en su rostro a una eterna sonrisa, que dedica a todos cuantos le rodean. Los Juegos del Hambre son aberrantes para la mayoría de ciudadanos de Panem, pero este año será diferente. Se ha decidido innovar, presentarlos como un espectáculo morbosamente atractivo, y para ello van a seleccionar un mentor para cada tributo de los doce distritos supervivientes a la rebelión. Si los hados están de su parte, Snow conseguirá un tributo aceptable, quizá del distrito 1 o 2, o del 4 o del 11, quienes más veces han sobrevivido a los anteriores juegos, y eso, unido a un gran papel como mentor, podría garantizarle la seguridad económica para acceder a la universidad. Sin embargo, la política está regida por el interés y la economía, y son los hijos de los próceres del Capitolio quienes se llevan a los mejores tributos. Su sentencia parece firmada cuando por fin escucha su nombre. Distrito 12, la chica. Ese es el tributo de Snow.

Ambición, rivalidad y decisiones difíciles es lo que nos anticipa el conflicto que vivirá Snow durante unos juegos que marcarán para siempre su personalidad, su destino y el de la propia Panem. El abismo que separa al Snow de LJDH y al Snow de La balada ejerce una atracción inevitable en el lector, que no dudará en sumergirse en una historia que explica, revela, cuenta cómo se fraguó el mundo que nos ha cautivado en la trilogía de Suzanne Collins.

(La versión completa del artículo la encontrarás en la revista Librújula, de mayo/junio. Ya en quioscos)