los facilitadores: hoy con Carla Montero

 

 

texto y fotos ASÍS AYERBE

Creo que haciendo fotos he mareado a muchos autores. El primer filtro para evaluar cuánto voy a poder abrasar a un retratado lo delimita él mismo aportando (o no) entusiasmo y predisposición. Si se pasa positivamente este filtro la cosa funciona mejor. A partir de ahí el autor fotografiado, en función de sus horarios y planes, puede dejarse liar cuanto quiera. Si se deja liar un montón y se presta a todo, siempre súper amable y con buena cara es maravilloso. Y si encima repite esto una y otra vez con cada libro es asombroso (y muy de agradecer). Todos ganamos. Este es un caso más común de lo que se pueda imaginar, pero, cuando tengo que poner cara en mi cabeza a este tipo de autores, me viene el rostro de Carla Montero. Es estupenda. Me da pavor pensar cuánto la he mareado y con qué buena cara me ha hecho siempre caso. La última vez con una excentricidad que se me ocurrió, con unos espejos, y cubetas con tinta... Nuria Alonso, de prensa de Plaza y Janés, amable y eficaz, y consigue con la misma facilidad tinta líquida negra para mis caprichos que un palco en la Ópera de Viena. Doy fe.

Creo que todavía no he conseguido hacer la gran foto de Carla, pero, aunque sea por perseverancia, lo lograré. Como libros e ideas no le faltan a esta madrileña (en la actualidad con "El invierno en tu rostro" de Plaza y Janés) sé que es cuestión de estadística que acierte. Por parte de Carla tengo todo lo que necesito, más incluso.

carla-montero

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios