Mario Fossati, 'El Tour de Francia'

Hits: 2506

título El Tour de Francia

autor Mario Fossati

traductora Paula Caballero

editorial Gallo Nero

166 págs. 16 €.

 

El Tour de Francia de 1952 retratado por las crónicas periodísticas de Mario Fossati se antoja algo más que un evento deportivo. Gracias a la cercanía del autor con los protagonistas y a su implicación en el devenir de la carrera, El Tour de Francia nos permite asistir a la épica ciclista al tiempo que abre la puerta de la trastienda del equipo italiano y a su campeón, Fausto Coppi.

 

MARIO FOSSATI (Monza, 1922-Milán, 2013) sobrevivió a la campaña de Rusia de la Segunda Guerra Mundial para convertirse en uno de los grandes referentes del periodismo deportivo italiano.

 

Existió un tiempo en que para mí no había deporte más épico que el ciclismo. Aunque el fútbol secuestraba mi atención durante todo el curso, nunca prestaba más atención a la televisión que cuando llegaba la primera semana de julio y en TVE comenzaban las emisiones del Tour de Francia. Mientras mi abuelo daba cabezadas en el sillón, yo trataba de aprender a reconocer los rostros de los principales actores del pelotón escondidos tras las gafas de sol y bajo el casco protector. Recuerdo a Erik Zabel y Mario Cipollini desbocándose al esprint, a Jan Ulrich y Richard Virenque destrozándose las piernas intentando atrapar a Marco Pantani en el ascenso casi vertical al Alpe d’Huez. Pero llegó el dopaje y se desvaneció la heroicidad del ciclismo.

El Tour de Francia de Mario Fossati me ha retrotraído a esa infancia antes de descubrir el engaño. Y ese me parece su principal mérito, la capacidad evocativa. El volumen recopilado por Gallo Nero retrata con una gran proximidad el Tour de 1952. Como corresponsal de La Gazzetta dello Sport, el cronista italiano entra y sale de las habitaciones de hotel en las que duermen, discuten y se preparan sus compatriotas, y describe con vocación épica las hazañas de los grandísimos Fausto Coppi y Gino Bartalli.

Fossati escribe lo que el aficionado al deporte de la bicicleta quiere leer. Transforma los ascensos y persecuciones en auténticas guerras; a los ciclistas, en soldados con los dientes apretados… aunque su militancia en el bando italiano, si bien le permite traspasar –y a nosotros con él– umbrales vetados para la mayoría, también lo lleva a ofrecer un retrato siempre amable de sus protagonistas. Una parcialidad que como periodista resulta intolerable, aunque en lo literario contribuye a la magnificación de la gesta.

Más me han estorbado las erratas con las que he me ido topando en este viaje por las carreteras de Francia. Errores que Gallo Nero podría haber solucionado de haber tratado con el mismo esmero la ortotipografía que su exquisita selección de títulos y composición de sus volúmenes.

Con todo, las crónicas de Fossati son una lectura amena, ideal para esa estación que comienza con el Tour y termina con La Vuelta. DAVID ALIAGA