Alberto Torres Blandina, 'Con el frío'

Hits: 3082

título Con el frío

autor Alberto Torres Blandina

editorial Aristas Martínez

220 págs. 19 €.

 

Una nube impenetrable se cierne sobre Islandia mientras el resto de países caen en una era glacial y los animales del planeta ponen rumbo al norte. La correspondiente crisis migratoria viene acompañada de golpes terroristas como las bombas químicas que dejan Nueva York desierta. Y el recién inaugurado orden mundial decide enviar a la septentrional isla un barco de tripulación internacional y nombre Esperanza.

 

ALBERTO TORRES BLANDINA (Valencia, 1976) es profesor de creación literaria, coordinador del colectivo Hotel Postmoderno y autor de Cosas que nunca ocurrirían en Tokio y Mapa desplegable del laberinto.

 

Es el efecto dominó de la crisis: la ficha económica hace caer la ficha social, que a su vez golpea la ficha política, que por su parte… El caso es que, en medio de ese proceso de desmoronamiento más o menos progresivo, las artes se contagian de la atmósfera general de ansiedad, la reproducen y, dado el carácter expresivo de la anécdota dramática, la amplifican incluso. Y quizá quepa enmarcar ahí la querencia de nuestra literatura reciente tanto hacia la narrativa de corte social, por un lado, como hacia el género apocalíptico-distópico, por el otro. Ejemplos de la segunda opción, aunque con sus respectivas peculiaridades y apostillas, no faltan: Jorge Carrión, Ismael Martínez Biurrun, Juan Carlos Márquez, Jesús Cañadas… Y, ahora, Alberto Torres Blandina, con esta obra tan coral y fragmentaria como parece reclamar el signo de los tiempos.

Dieciséis escenarios internacionales dan pie a dieciséis relatos, entrelazados por el contexto de derrumbe de nuestra civilización, separados por breves interludios acerca de las voces y almas que navegan en un barco que podría ser sinónimo de exploración lo mismo que de pira sacrificial o, como acaba sugiriendo uno de los personajes, de arca de Noé 2.0. Y, si bien el autor dosifica con inteligencia la información universal que brota de las pequeñas historias particulares, si bien consigue implantar con razonable naturalidad los conceptos sociopolíticos-históricos-psicológicos que van a conformar la tesis de la obra, las tramas inevitablemente presentan altibajos (raro es el volumen de cuentos inmaculado) y acaban chocando con el contenido de ideas ya aludido. Tal y como sucedía con el Fin de David Monteagudo,Con el frío apuesta por un final abierto, que se niega a resolver el misterio planteado desde el principio. Y esa decisión se antoja la mar de posmoderna y afín a la dimensión espiritual de la obra, pero frustra el engarce entre esta y su parte más práctica. Tras doscientas páginas de lectura, el saldo de ideas y sugerencia resulta notable, pero la acción se mantiene exactamente en el mismo punto y cuesta no entender esa inmovilidad y ausencia de clímax, especialmente en un género como este, a modo de ligero desencuentro. MILO J. KRMPOTIC’