Héctor Abad Faciolince, 'La Oculta'

Hits: 2767

título La Oculta

autor Héctor Abad Faciolince

editorial Alfaguara

336 págs. 18 €.

 

Una finca. Un territorio íntimo. La construcción de un espacio familiar asociado a un país en permanente combustión. Todo eso y más es La Oculta, un relato planteado desde la mirada de tres hermanos para conformar los límites de un espacio físico que se acaba convirtiendo en un miembro más de una familia. Allí donde surge la felicidad también hay cabida para la tristeza, pero sobre todo para el aprendizaje.

 

HÉCTOR ABAD FACIOLINCE (Medellín, 1958) ha publicado, entre otros, los siguiente libros: Asuntos de un hidalgo disoluto (1994), Fragmentos de amor furtivo (1998) o El olvido que seremos (2006).

 

Héctor Abad Faciolince nos había pellizcado la piel con El olvido que seremos, un recorrido por la memoria, tantas veces trágica, de Colombia a través de la saga familiar del propio escritor. Este se convirtió, por las capacidades de escritura del autor, en uno de esos libros que se quedan fosilizados en la memoria del lector y que ahora recuperamos a través de otro texto con muchos puntos en contacto con aquella obra, pero que sobre todo nos muestra a un extraordinario narrador capaz de evocar tiempos y mundos fundacionales de todo un territorio que pasará de lo físico a lo humano, de lo evocado a lo vivido, de lo legendario a lo consuetudinario.

Tres hermanos que responden a perfiles perfectamente definidos irán tejiendo una telaraña en la que reposan los recuerdos que han ido siempre pegados a esa finca conocida como “La Oculta”, un ámbito familiar rodeado por la geografía y la sociedad colombianas en unas décadas en las que habitar ese país era casi una cuestión de supervivencia. Cada una de esas vivencias es ya una novela en sí misma, un discurrir por las experiencias que la vida ha ido poniendo en los caminos de los protagonistas en forma de relaciones con los padres, relaciones conyugales, relaciones con sus propios hijos… ni más ni menos que la maleza que la vida va haciendo crecer y que nosotros podaremos de una u otra manera en función de nuestros propios caracteres.

El libro surge como extraordinario por los antecedentes que la literatura de aquel continente nos ha ido proponiendo a lo largo de la historia. Ecos faulknerianos se oyen al fondo del desfiladero, que sí aparece flanqueado a lo largo de toda su extensión por la fundación onettiana de una comunidad. La evocación de un espacio humano que emerge del corazón de la naturaleza, del corazón de una tierra que aquí palpita por todas las líneas de un libro imprescindible. RAMÓN ROZAS