Roger Crowley, 'Constantinopla 1453'

Hits: 2561

título Constantinopla 1453

autor Roger Crowley

traductor Joan Eloi Roca

editorial Ático de los Libros

432 págs. 26,50 €.

 

Considerado como el último gran asedio de la Edad Media, el sitio de Constantinopla enfrentó al poderoso ejército del joven sultán Mehmed II, que ambicionaba convertir el otomano en un imperio mundial, con la decisión inquebrantable de Constantino XI de defender la ciudad. Esta es la historia de una resistencia heroica, entorpecida por disensiones entre las filas cristianas, ante un enemigo abrumadoramente superior en número y medios técnicos.

 

ROGER CROWLEY (Cambridge, 1951) es historiador especialista en el Mediterráneo, cuya brillante trayectoria cuenta con títulos tan importantes como Imperios del mar, galardonado con el premio al libro de historia del año 2009 por el Sunday Times.

 

La actual Estambul se extiende a ambas orillas del Bósforo; fundada como Bizancio en el siglo VII a.C. por colonos griegos de Mégara, cambio su nombre por el de Constantinopla en el 330 d.C., al convertirse en la capital del imperio romano. Constantinopla controlaba el único paso marítimo entre los mares Mediterráneo y Negro, por lo que su importancia estratégica y comercial era única.

Para la cristiandad occidental, señala Roger Crowley, era el baluarte de contención al Islam, lo que “infundió a las naciones europeas una falsa sensación de seguridad y los tornó complacientes”. Con líneas tan agudas como incisivas penetra el autor en las distintas épocas, para componer con vigoroso ritmo un espléndido fresco de la historia de la ciudad. Aunque restos escuálidos del pasado, Constantinopla confiaba todavía en las formidables murallas de Teodosio para resistir cualquier ataque.

En la primavera de 1453, los turcos otomanos se plantaron ante la ciudad bajo el mando del sultán Mehmed II. La narrativa del asedio gravita con dinamismo entre los diferentes perfiles y actuaciones de sus principales protagonistas: Constantino XI, líder de Constantinopla, y Mehmed II, el sitiador.

El impacto de las balas de piedra de las grandes bombardas otomanas intentando abrir brecha en las murallas, los gritos ensordecedores de atacantes y defensores, el choque de aceros y los enfrentamientos navales saltan de las páginas para incrustarse vívidos en las pupilas y oídos del lector, tal es su realismo.

El heroísmo y la carnicería revisten las últimas horas de aquel 29 de mayo de 1453, cuando, vencida la última resistencia de apenas 2.000 hombres, los otomanos iniciaron el saqueo y masacre de Constantinopla. Constantino murió peleando, aunque no está claro cómo; Mehmed entró vencedor por la puerta de Carisio, a caballo y con pompa y boato. Constantinopla había muerto y sobre su despojo se levantaría Estambul. Un relato imprescindible para conocer la historia del fin de la “Ciudad de oro”. FRANCISCO LUIS DEL PINO OLMEDO