“Porque no quiero ser cómplice del neoimperio”

Hits: 356

El escritor Jorge Carrión “Contra Amazon”

 

 

 

Texto: Antonio ITURBE

 

Jorge Carrión es escritor y director del Máster de Creación literaria de la universidad Pompeu Fabra, pero en lo que saca más pecho es en el hecho de ser lector. Un lector cultivado, tenaz, obsesivo, devoto, agradecido a la lectura que ha llenado su vida de cosas extraordinarias. Un viaje que se inició en la modesta biblioteca de 25 libros de la casa de sus padres, la mitad regalados por las cajas de ahorros en aquello 80 cuando aún los bancos disimulaban algo su voracidad y regalaban libros por Navidad. Una deuda de gratitud con la biblioteca de la Caixa Laietana de Mataró en la que pasaba las tarde de aquellos años 80 en que la administración creía que la cultura no era cosa suya (y, aunque ahora la red de bibliotecas públicas es notable, los políticos siguen poco más o menos igual, los de derechas, los de izquierdas y los del centro, sin excepción: tienen bibliotecas pero no les dan presupuesto para comprar libros, no sea que se lo gasten).

En 2017 Carrión publicó en la revista Jot Down un manifiesto de siete motivos por los que estaba contra Amazon que armó revuelo, dentro del revuelo que arman las cosas de la cultura. Entre esos motivos exponía: “Porque no quiero ser cómplice de una expropiación simbólica”, y explicaba la taimada jugada de Jeff Bezos, un bróker tan ambicioso que Wall Street se le quedaba pequeña, de usar el prestigio de los libros acumulado durante siglos para impulsar su negocio logístico. O “Porque no quiero ser cómplice del neoimperio”, puesto que considera que Amazon no es otra cosa que “el mayor hipermercado del mundo”. Reivindica la lentitud del acto de adquisición de un libro que lo hace único y perdurable en la memoria o la importancia del trato humano en lugar del trato algorítmico de robots, aunque dice no ser ingenuo: “Veo series en Amazon. Compro libros que no se pueden conseguir de otro modo en Iberlibro, adquirido por Amazon en 2018… pero creo en la resistencia mínima y necesaria”.

La publicación de este manifiesto se convirtió al paso de las semanas y los meses en un runrún que fue rebotando desde España hasta cruzar el océano y ser traducido al inglés en ediciones no venales en Canadá o seguir el eco en portugués al ser reproducido en La Folha de Sao Paulo. Ahora se publica este volumen titulado Contra Amazon (Galaxia Gutenberg), donde se reproduce el manifiesto de Carrión y se reúnen los artículos relacionados con su indagación en el mundo de las librerías y bibliotecas, que componen un estimulante viaje alrededor del mundo de los libros.

Nos invita a algunos de sus paseos con el escritor y psicogeógrafo Iain Sinclair hablando de fotografías perdidas y reencontradas de William Burroughs, recorre miles de kilómetros para visitar librerías y bibliotecas, desde Australia a Finlandia. Nos cuenta que hay bibliotecas extraordinariamente llamativas como la Biblioteca Oodi de Helsinki, con un espectacular edificio con una de las mediatecas más modernas del mundo, zona de consulta silenciosa pero también aulas, espacios de reuniones informales, sala de proyección o restaurante. Pero nos recuerda que también hay bibliotecas más modestas que hacen un esfuerzo gigante: “la arquitectura física la puede pagar el dinero pero es más difícil comprar la estructura emocional”. Y nos habla de la red de bibliotecas públicas móviles de Colombia: no solo tienen bibliobuses, sino también una Canoa Literaria para llegar a través de los ríos a los lugares más recónditos o la Muloteca, que transporta con tracción animal a las aldeas más inaccesibles un par de cajones con libros, juegos, tecnología y material para manualidades. Carrión señala que “las estadísticas demuestran que en los lugares donde actúan las bibliotecas móviles sube la alfabetización y baja la criminalidad”. Las crónicas, artículos y entrevistas a expertos en lectura como Alberto Manguel apuntalan su manifiesto contra Amazon al mostrar el engranaje de artesanía de la difusión de la lectura, que se sustenta un ecosistema de librerías y bibliotecas hermoso y frágil como un bosque.

La de Carrión parece una misión imposible. Amazon con su servicio logístico y de atención al cliente excelente es imparable hasta que salga otro competidor logístico que abarate aún más la cadena, seguramente empeorando más las condiciones de trabajo y hasta haga parecer bueno a Amazon. Imposible luchar contra la comodidad. El empeño de Carrión contra el gigante tecnológico parece el galope de don Quijote contra las aspas de los molinos. Aunque quién sabe. Don Quijote no derrotó a los gigantes pero cambió la historia de la novela.