La playa de Cesare Pavese

Hits: 58

 

 

LA PLAYA

Cesare Pavese

Trad.Melina Márquez

Introducción: Lusigé Martín

Ed. Altamarea

120 Pág. 16,90€

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La playa es una breve novela, una nouvelle, en la que, aparentemente, no pasa nada y, a la vez, pasa todo. Entre el Piemonte y la Liguria, La playa más que contarnos una historia, nos narra el pasar del tiempo y, al mismo tiempo, el deseo de recuperarlo, de regresar a una juventud que, aparentemente, ya se ha perdido. Y el deseo de recuperar el tiempo perdido se entremezcla con la melancolía que nace de la constatación de que, en realidad, ya nada es recuperable, de que es imposible regresar a los lugares en los que un día se fue feliz. Uno de estos lugares es el de la amistad: Pavese centra la narración en la relación entre el narrador, muy poco fiable, y Doro, su viejo amigo que se ha casado con Clelia y se ha trasladado a la zona del Piemonte. La Playa cuenta el reencuentro de estos dos amigos y el reencuentro de ambos con aquello que se ha dejado atrás; su relación es ambigua, tanto como el personaje de Clelia, una mujer que permanece tan lejana a los personajes como a los lectores. Como apunta Luisgé Martín en la introducción del libro, entre los dos personajes masculinos puede percibirse “un homoerotismo nunca cumplido ni nombrado como tal, pero que alumbra invisiblemente las relaciones humanas de los personajes”. Y no se trata del homoerotismo, en La playa se nombran muy pocas cosas, todo permanece en un no dicho que envuelve la narración de tensión; parece que todo esté a punto de precipitarse y, sin embargo, todo se mantiene en una inquietante inercia, en esa inquietante inercia que define la mediocridad de una vida en la que no pasa nada. Es el tedio de una vida que no deseamos, pero que seguimos viviendo.