Charles Bukowski o la apología humana al exceso

- ¿Qué piensas de las drogas?

- Ah. Mi tema favorito.

Fragmento de una entrevista con Charles Bukowski.

El 9 de marzo de 1994 falleció el escritor. Tan criticado como alabado, cuenta en su haber la friolera de 50 libros: más de 1000 poemas, numerosos relatos y 5 novelas. Bukowski –ojos chicos entrecerrados la mayoría del tiempo por las sustancias que traía puestas, huellas imborrables de acné en su cara– encarnó los valores de la generación beat. O antivalores, según se mire: excesos, violencia, locura, apología a las drogas y el alcohol. Era, cómo no, alcohólico. Drogadicto. Pero supo convertir sus vicios en motor creativo, una especie de musa líquida inyectada como gasolina en sus textos. La crítica no se ha puesto de acuerdo a la hora de juzgar su producción literaria. Hay quienes lo acusan por su falta de permanencia. Se dice que Bukowski es un escritor para los adolescentes, que una vez se ha descubierto es hora de pasar a algo más, algo mejor. Pero también se habla de su valentía, de la transgresión que empezaba en su vida privada y se extendía hasta la máquina de escribir. Sea como sea, los libros que llevan su firma han llegado hasta hoy. Y no parece que las reediciones vayan a parar. 

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios